Extraño lo que no fuimos

Extraño lo que no fuimos.

Extraño todas las cosas que prometíamos ser.

Extraño los recuerdos futuros, los viajes, la tranquilidad, la seguridad y la protección de la familia que formaríamos.

Extraño las discusiones leves y las reconciliaciones, extraño cuando nos hablaríamos, nos escucharíamos y nos entenderíamos de verdad. 

Extraño aquel viaje en el que conocíamos la nieve, en el que nos enamoraríamos todavía más y dejaríamos atrás todo lo malo. 

Extraño la noche en la que dormiríamos por primera vez en nuestro hogar.

Extraño nuestras tardes de domingo abrazados y sin salir de la cama en todo el día. 

Extraño las discusiones sobre quién elegiría la película o a quién le tocaba ir a pasear a nuestro perro.

Extraño aquel día en el que conocerías a mi familia en persona, en aquel almuerzo en el balcón de algún país. 

Extraño el hogar que prometíamos ser, aunque sabíamos que no era posible. Extraño esa conversación que siempre será imposible de tener.

Extraño el día que no fue, en el que nos perdonaríamos y prometeríamos cambiar y ser mejores el uno para el otro... Y extraño el primer día en que esa promesa se cumpliera.


De lo que fuimos extraño nuestros sábados de aquel invierno arropados acariciándonos, cuando lo que no podíamos contener era el amor y la ilusión, y no la rabia.

Extraño cuando lo que no podías contener era tu sonrisa, tu complicidad, tus conversaciones calmadas...

Extraño la esperanza que me daban tus palabras y tus abrazos, cuando podía contártelo todo sin miedo, cuando eras mi confidente, cuando eras a quien quería compartirle mis alegrías y mis tristezas.

Extraño cuando decías que nunca nos despidiéramos sin un abrazo y hoy es lo que más me falta.

Extraño ese abrazo que no pudiste darme cuando más te necesitaba, cuando más débil me sentí y extraño esos abrazos que se me quedan guardados adentro y que quería darte en tus peores momentos.

Extraño esas palabras tranquilizadoras que nunca llegaron.

Te había encontrado, como una improbabilidad, pero te perdí, hoy ya no estás, hoy ya no eres tú.

Extraño... Te extraño, extraño.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Reseña de la trilogía "Culpables" por Mercedes Ron

Reseña de "Deja que ocurra" de Alice Kellen

Reseña de la serie Maybe de Collen Hoover