Pros y contras de los audiolibros


¡Hola amantes de los libros! Hoy les traigo un post que tenía pendiente desde hace unos meses, un “lo prometido es deuda” y un “mejor tarde que nunca”.

Si me siguen en mi Instagram o han visto mi cuenta, se habrán enterado de que hace unos meses escuché mi primer audiolibro, se trató de “How to walk away” de Katherine Center, la reseña de este libro la encontrarán en mis post anteriores o haciendo clic aquí, así que en esta ocasión no les voy a repetir lo mucho que me gustó esa historia, sino mis impresiones, los pros y contras que descubrí con esta experiencia.


Pros                    

  • Puedes realizar algunas tareas mientras no requieran de mucha atención, como hacer ejercicios de cardio, limpiar tu casa, ir en bicicleta o conducir (esperando que no haya una parte muy impactante que te haga frenar de golpe).
  • Es una manera de leer más rápido, mientras realizas estas tareas.
  • No tienes que trasladar un pesado libro porque lo tienes en tu teléfono que ya lo llevas a todos lados.
  • Es una manera de descansar tus ojos. Esto es importante si estás mucho tiempo en la computadora durante todo el día.
  • Si lo adquieres en inglés es una buena manera de practicar tus conocimientos ¡no te asustes!, las pronunciaciones son muy claras, yo también pensaba que no entendería nada y me sorprendí. Ya verás que es muy satisfactorio.
  • Un punto menos importante es que, si eres de mi equipo y utilizas anteojos fijos y hay algún momento en que no los puedes utilizar (como cuando nos duchamos o usamos una mascarilla facial), una buena solución es escuchar un audiolibro mientras podemos volver a ver 👀.

Contras

  • Son algo costosos.
  • La mayoría de los títulos más actuales están en inglés, al menos por un buen rato.
  • A veces, sobre todo cuando lo escuchaba por la noche, me daba un sueño tremendo muy rápido, así como cuando los niños piden a sus padres que les lean un cuento para quedarse dormidos.
  • Por momentos me distraía mucho, me costaba concentrarme, mi mente divagaba y por eso sentía que me perdía de cosas aunque no quisiera y aunque rebobinara mil veces.
  • Es más difícil anotar las frases que te gustan.
  • Me daba nervios que quedaran pocos minutos y la historia sin resolver (bueno, esto también pasa con los libros).
  • Por último, supongo que depende del narrador porque, aunque esta me gustó muchísimo, creo que me gusta más como me imagino las voces en mi cabeza (😂😂😂)…

En conclusión, escuchar un audiolibro me gustó, está bien para las personas que cuentan con poco tiempo para leer, pero yo me quedo con mis letras.



¿Tú qué prefieres?

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Reseña de la trilogía "Culpables" por Mercedes Ron

Reseña de "Deja que ocurra" de Alice Kellen

After: libro vs. película